MENU

Please select a language

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Seguramente, Gabriel Paillasson sea el pastelero más famoso de Francia. Ha sido galardonado en 2 ocasiones con un MOF (Mejor Trabajador de Francia), un galardón nacional de gran prestigio. Al mejor pastelero y también al mejor heladero del país. Para él, las manos de un pastelero tienen una gran importancia. «Con ellas se siente si la masa está en su punto». Además, según él, los cinco sentidos son imprescindibles. Para alcanzar la excelencia hay que saber utilizarlos a la perfección.