El 29 de septiembre de 2017 era el último día para inscribirse en el X Concurso Mejor Croissant Artesano de Mantequilla de España, organizado por la Escola de Pastisseria del Gremi de Barcelona (EPGB). Buscaban el mejor croissant elaborado con mantequilla como única materia grasa, de cuerno recto o de media luna, formado con un mínimo de tres vueltas. Debía pesar entre 45 y 65 gramos y tener un aspecto hojaldrado y alveolado interior.

El miércoles 4 de octubre era el gran día y las 50 pastelerías participantes debían presentar un total de 12 croissants cocidos y listos para la degustación en las instalaciones de la EPGB. Quedaba entonces en manos del jurado, compuesto por reconocidos profesionales de la pastelería a nivel internacional, valorar las piezas y conceder un único premio de 1.000 € a la Pastelería con el Mejor Croissant Artesano de Mantequilla de España 2017.

Pastisseria Prat “Can Carriel” en Roda de Ter

Únicamente podía haber un ganador y ese ha sido el pastelero Gil Prat i Parcet, cuarta generación de la Pastelería Prat "Can Carriel", que trabaja en esta pastelería que fue fundada por su bisabuelo allá por 1900 en Roda de Ter, un pequeño pueblo en la comarca de Osona en Catalunya que a partir de hoy seguro va a recibir visitas de los amantes del croissant.

En declaraciones a los medios de comunicación, Gil Prat atribuye el éxito de su elaboración a haber encontrado la "excelencia" en todos los parámetros que valoraba el jurado, "con diez vueltas, una alveolado grueso que pareciera un panal de abejas, con un color homogéneo y utilizando materias de primera calidad para obtener un crujiente de punta a punta, con matices que fueran desde el dulce al salado".

El pastelero asegura que su secreto no es otro que "buscar la excelencia" en todos los ingredientes y procesos. Además, en una entrevista en la cadena SER, hablando de la materia prima utilizada para su elaboración, ha destacado especialmente la calidad de la mantequilla en placa Debic, premiada en la última Copa del Mundo de Pastelería de Lyon.

Los ganadores de ediciones anteriores, su fuente de Inspiración

El ganador del concurso ha estado investigando en el croissant ganador durante los últimos cinco años, hasta conseguir vender diariamente en la pastelería un croissant de excelencia. Los “espiados” fueron Canal (2016), Vallflorida Xocolaters (2015), Oriol Balaguer ​(2014), Ochiai (2013), Sweet by Abraham Balaguer (2012).

El concurso, que organiza la EPGB desde 2008, tiene por objetivo incentivar y premiar los conocimientos y habilidades de los pasteleros en materia de bollería, específicamente de un producto tan emblemático como el croissant, reconociendo así la profesión y la calidad de la pastelería artesana del país.

Preguntas frecuentes 

Leer más